Cargando...

Cómo el juicio de SBF expone la parte más oscura del mundo criptográfico

En esta publicación:

  • El juicio del magnate de las criptomonedas Sam Bankman-Fried (SBF) revela problemas ocultos en la industria de las criptomonedas.
  • El autor financiero Michael Lewis publicó un libro sobre el ascenso y la caída de FTX, coincidiendo con el juicio de SBF.
  • Lewis describió de manera controvertida a FTX como un negocio genuino a pesar de su pérdida de 8 mil millones de dólares.

Los recientes rumores en torno al juicio del criptocriminal Sam Bankman-Fried , comúnmente conocido como SBF, sirven como lupa, revelando los rincones ocultos de la industria de la criptografía.

Pero no se trata sólo de un hombre o una empresa. Este juicio abre el telón de un mundo que, durante demasiado tiempo, ha logrado encantar a algunos mientras deja a otros cuestionar sus propios fundamentos.

Una narrativa controvertida

Michael Lewis, el conocido autor financiero, lanzó un libro que detalla el ascenso y posterior caída de FTX, un intercambio de cifrado fundado por SBF.

Curiosamente, la publicación del libro se alineó deliberadamente con el inicio del juicio de SBF, creando un torbellino mediático. La narrativa de Lewis, que muchos encontraron a través de un controvertido fragmento de entrevista de 60 Minutes de CBS, fue sorprendente, por decir lo menos.

¿Su punto de vista? El intercambio de cifrado FTX era un negocio legítimo y floreciente. Uno que, a pesar de su catastrófica pérdida de 8.000 millones de dólares, no fue una estafa.

Esto, a pesar de que, sorprendentemente, FTX tenía sólo el 10% de sus pasivos en activos líquidos un día antes de caer en la quiebra. La mayoría cuestionaría etiquetar como “exitosa” a una empresa de este tipo, que ni siquiera opera como un banco autorizado.

La fe equivocada en las criptomonedas

La rapidez con la que la reputación de FTX pasó de ser un establecimiento encomiable a una operación sospechosa parece menos sorprendente si se considera la enorme suma de dinero de los clientes que desapareció.

Sin embargo, la aparente fe de Lewis no sólo en SBF sino en la promesa general de la criptomoneda ha desconcertado a muchos. En sus propias palabras, cree que el paradigma criptográfico es una alternativa superior al sistema financiero existente. Esta creencia plantea la pregunta: ¿sobre qué base?

La criptomoneda es conocida por su juego de alto riesgo y alta recompensa. Los defensores lo ven como una frontera financiera revolucionaria, mientras que los críticos como yo lo percibimos como un ámbito donde la ganancia de una persona es la desgracia de otra.

Sugerir que las empresas criptográficas, como FTX, son mejores que nuestro antiguo sistema financiero es trivializar los intrincados mecanismos que estabilizan nuestra economía. Es similar a valorar una estructura basándose únicamente en su deslumbrante fachada, sin tener en cuenta las grietas de los cimientos.

Desentrañando ilusiones financieras

Los orígenes de una perspectiva tan sesgada no son aleatorios. Según Martin Walker, director del Centro de Gestión Basada en Evidencia, desde la década de 1990 un sentimiento creciente comenzó a predicar que el libre mercado no podía hacer nada malo.

Esta noción luego evolucionó hacia una creencia aún más peligrosa: que nuestro sistema financiero, independientemente de sus flagrantes defectos, era infalible. No es del todo sorprendente entonces que Lewis, después de haber cubierto innumerables travesuras financieras a lo largo de su carrera, se haya cansado.

De hecho, el ámbito de las finanzas puede parecerse a veces a un casino, donde las nuevas “innovaciones” son meras estrategias para eludir las regulaciones hasta que el largo brazo de la ley finalmente los alcanza.

En cuanto a SBF, producto de una generación moldeada por la crisis financiera global, su trayectoria parece matic de una especie de cinismo financiero. Una mentalidad donde las consecuencias del mundo real parecen intrascendentes.

Este es el entorno del que surgieron las criptomonedas: un ámbito donde las monedas de parodia pueden alcanzar valoraciones asombrosas y los activos digitales pixelados alcanzan millones.

El dominio de la moneda digital recuerda inquietantemente a un juego de Monopoly, con una diferencia clave: en este reino virtual, los números en una pantalla pueden significar tanto todo como nada.

A medida que se desarrolla el juicio del SBF, uno no puede evitar preguntarse: si 8.000 millones de dólares pueden desaparecer sin trac , ¿qué significa siquiera la esencia del valor en esta dimensión criptográfica?

La conclusión es que el juicio de SBF no se trata sólo del hombre o su negocio. Sirve como un claro recordatorio de las aguas volátiles y, a menudo, turbias del mundo de las criptomonedas.

Descargo de responsabilidad:  la información proporcionada no es un consejo comercial. Cryptopolitan.com no asume ninguna responsabilidad por las inversiones realizadas en función de la información proporcionada en esta página. Recomendamos tron dent y/o la consulta con un profesional calificado antes de tomar cualquier decisión de inversión .

Compartir enlace:

Cargando los artículos más leídos...

Manténgase al tanto de las noticias sobre criptomonedas y reciba actualizaciones diarias en su bandeja de entrada

Noticias relacionadas

Hong Kong frente a EE. UU. ¿Qué mercado de ETF criptográfico ofrece una mejor diversificación?
criptopolitano
Suscríbete a CryptoPolitan