Cargando...

¿Está Xi Jinping intentando copiar los problemas económicos de Estados Unidos?

En esta publicación:

  • El reciente discurso de Xi Jinping insinúa que China podría adoptar estrategias de negociación de bonos similares a las de la Reserva Federal para regular la liquidez del mercado.
  • Esta medida, no vista desde 2007, podría alinear las políticas monetarias de China más cerca de los estándares globales, provocando especulaciones de los comerciantes sobre posibles medidas de flexibilización cuantitativa (QE).
  • A diferencia de la QE convencional, el enfoque de Jinping implica tanto la compra como la venta de bonos gubernamentales, lo que indica una estrategia matizada que va más allá de la mera acumulación de activos.

Si se pregunta si Xi Jinping tiene la misión de imitar los dolores de cabeza económicos de Estados Unidos, no está solo. El presidente chino dent lanzado una bola curva a las finanzas globales con una estrategia que huele extrañamente familiar a lo que se ha estado cocinando en el tesoro estadounidense y en la de la Reserva Federal durante años. Las últimas reflexiones de Jinping tienen a todos, desde comerciantes hasta bebedores de té, sentados y prestando atención.

Y déjame decirte que no es porque estén aburridos.

La nueva estrategia financiera de China: ¿una página del manual de la Reserva Federal?

La idea genial de Jinping implica que el Banco Popular de China (PBOC) se sumerja en el mercado de bonos gubernamentales como si fuera un jacuzzi, comprando y vendiendo a estos chicos malos para regular la liquidez del mercado. Esta no es una idea nueva; Los principales bancos centrales de todo el mundo llevan años jugando a este juego. Sin embargo, para China, un país que no ha realizado compras significativas de bonos desde la era de los teléfonos plegables (2007, para ser precisos), esto es una gran noticia.

El discurso que reavivó esta conversación no fue un desliz reciente sino un fragmento estratégico de octubre pasado, recientemente resurgido en un libro y un artículo periodístico. Esto ha llevado a una especulación desenfrenada entre los comerciantes, y algunos piensan: "¿Está Beijing coqueteando con la flexibilización cuantitativa (QE)?" Para los no iniciados, la QE es cuando un banco central compra bonos soberanos y otros activos para reducir los rendimientos e impulsar la actividad económica. Es como cafeína financiera para economías lentas, primero elaborada por el Banco de Japón y luego por la Reserva Federal para enfrentar la crisis financiera global y la crisis pandémica de COVID-19.

Sin embargo, la actual crisis económica de China ha provocado debates sobre si está lo suficientemente desesperada como para considerar medidas tan drásticas, especialmente para apuntalar sectores en crisis como el inmobiliario. El Banco Popular de China ha estado jugando con programas de préstamos específicos, que, para algunos, se parecen mucho a una QE ligera: expandir el balance del banco central sin fanfarrias.

Pero no nos apresuremos. El discurso de Jinping sobre la compra y venta de bonos gubernamentales no es exactamente una declaración de devoción a la QE. La distinción que hizo entre comprar y vender añade una capa de complejidad, lo que la distingue del manual habitual de QE, que se trata más de atesorar bonos que de negociarlos. Además, como las tasas de interés de China siguen funcionando bien, hay menos urgencia de sacar del sombrero una QE.

Los efectos Ripple del comercio de bonos en China

Que el Banco Popular de China juegue a ser creador de mercado con bonos gubernamentales no es sólo para divertirse. Es un movimiento estratégico para garantizar que la liquidez fluya en el mercado como un suave whisky de malta, estabilizando las tasas en el proceso. A pesar de tener varios trucos bajo la manga para inyectar cash en la economía, los métodos actuales del banco central están mostrando su edad. Con un mercado de bonos gubernamentales en expansión, negociar estos bonos se ha convertido en una opción tentadora y factible para el Banco Popular de China.

Sin embargo, la insinuación de Jinping sobre el comercio de bonos ha dejado en el aire el momento de dichas compras. La transición a la compra de bonos podría ser un vals lento en lugar de un baile vertiginoso. El impacto real de estas compras en los rendimientos chinos es otra cuestión, que probablemente cause caídas a corto plazo pero con efectos mixtos a largo plazo, dependiendo de nuevas medidas de estabilización económica.

Durante décadas, el motor económico de China rugió fuerte y orgulloso, pero la reciente desaceleración tiene consecuencias globales, lo que convierte la estrategia de Jinping en un tema de acalorado debate. Cuando un banco central comienza a inmiscuirse en el mercado de bonos, los efectos pueden aumentar, como se vio en las aventuras de QE del Banco de Japón, que evolucionaron de una propuesta modesta a una fiesta de compra de activos en toda regla.

Entonces, ¿Jinping está tratando de copiar los problemas económicos de Estados Unidos? ¿Qué piensan ustedes?

Descargo de responsabilidad:  la información proporcionada no es un consejo comercial. Cryptopolitan.com no asume ninguna responsabilidad por las inversiones realizadas en función de la información proporcionada en esta página. Recomendamos tron dent y/o la consulta con un profesional calificado antes de tomar cualquier decisión de inversión .

Compartir enlace:

Cargando los artículos más leídos...

Manténgase al tanto de las noticias sobre criptomonedas y reciba actualizaciones diarias en su bandeja de entrada

Noticias relacionadas

NFT
criptopolitano
Suscríbete a CryptoPolitan