Cargando...

Los BRICS formulan un plan concreto para deshacerse del USD en el comercio

En esta publicación:

  • Las naciones BRICS, especialmente Rusia, China e India, están intentando reemplazar el dólar estadounidense con sus monedas locales para el comercio global.
  • Los conflictos internos y las rivalidades geopolíticas dentro de los BRICS, particularmente entre India y China, obstaculizan esta ambición.
  • A pesar de los esfuerzos, el predominio del dólar estadounidense en el comercio internacional sigue sin ser cuestionado debido a estas divisiones internas.

El panorama financiero mundial está siendo testigo de un cambio tectónico en el que los países BRICS (Rusia, China e India) se encaminan hacia un plan ambicioso.

¿Su objetivo? Dejar de lado el dólar estadounidense en favor de las monedas locales para el comercio internacional. Esta medida, encabezada predominantemente por China, está ganando impulso a medida que corteja a otras naciones en desarrollo a subirse al tren.

La estrategia implica persuadir a países como Arabia Saudita, Pakistán, Rusia, India y algunas naciones africanas para que cambien del dólar estadounidense a monedas locales como el yuan chino para acuerdos comerciales bilaterales.

Las tácticas persuasivas de China han tenido éxito hasta cierto punto. La influencia de este gigante oriental no se limita sólo a sus vecinos inmediatos, sino que se extiende a todos los continentes, remodelando la forma en que opera el comercio global.

Al mismo tiempo, Rusia, otro actor clave en la alianza BRICS, está eludiendo las sanciones estadounidenses ofreciendo petróleo crudo a precios reducidos a los países en desarrollo, insistiendo en pagos en yuanes chinos o en rublos rusos.

India, que no debe quedarse atrás, está fomentando nuevos acuerdos comerciales con naciones como los Emiratos Árabes Unidos, abogando por la rupia india por encima del dólar estadounidense en los acuerdos comerciales globales.

BRICS y su poder monetario

La estrategia subyacente de estas naciones BRICS es clara: elevar sus monedas locales a una estatura que desafíe, si no reemplace, el dominio del dólar estadounidense en el comercio global.

¿Pero es esto sólo una quimera o pueden Rusia, China e India hacerlo realidad? La respuesta no es sencilla. Si bien sobre el papel la idea parece factible, la dinámica interna dentro de los BRICS pinta un panorama diferente, plagado de rivalidad y discordia.

En el centro de esta complejidad está la interacción de los intereses nacionales y la geopolítica regional. India, por ejemplo, ve el impulso de China por el yuan en las transacciones globales como una amenaza directa a su soberanía financiera y un paso hacia la dominación financiera global china.

La animosidad histórica y las actuales disputas fronterizas entre estos dos gigantes asiáticos sólo añaden más leña a este fuego, y las narrativas políticas internas a menudo agudizan estas divisiones.

Las luchas internas: un obstáculo a la ambición

Además, las ambiciones de estas naciones no están impulsadas sólo por lo económico; están profundamente enredados en la red de la política regional.

El descontento de la India se ve agravado aún más por los esfuerzos de Rusia por incorporar a Pakistán, un rival histórico de la India, al redil de los BRICS. Tales medidas podrían potencialmente tensar las relaciones de larga data entre India y Rusia y exponer las grietas dentro del marco de los BRICS.

La lucha interna dentro de los BRICS no es simplemente un desacuerdo sobre la estrategia, sino un reflejo de la búsqueda profundamente arraigada de supremacía e influencia regional.

Esta falta de armonía plantea una pregunta crítica: ¿pueden estas naciones, con sus agendas contrastantes y su desconfianza mutua, unirse verdaderamente para destronar al dólar estadounidense?

La aspiración de los BRICS de sustituir el dólar estadounidense por monedas locales parece más un juego de ajedrez geopolítico que una estrategia económica unificada.

Las luchas internas inherentes y la búsqueda de intereses nacionales individuales eclipsan el objetivo colectivo. Si el yuan pretende usurpar el dólar, la India se resiste; Si la rupia hace un movimiento, China se eriza.

Este tira y afloja garantiza que el dólar estadounidense, por ahora, siga siendo el rey indiscutible del comercio mundial. El sueño de los BRICS de convertir las monedas locales en medios comerciales dominantes, al menos en el futuro previsible, sigue siendo sólo eso: un sueño.

Descargo de responsabilidad:  la información proporcionada no es un consejo comercial. Cryptopolitan.com no asume ninguna responsabilidad por las inversiones realizadas en función de la información proporcionada en esta página. Recomendamos tron dent y/o la consulta con un profesional calificado antes de tomar cualquier decisión de inversión .

Compartir enlace:

Mas leido

Cargando los artículos más leídos...

Manténgase al tanto de las noticias sobre criptomonedas y reciba actualizaciones diarias en su bandeja de entrada

Noticias relacionadas

¿Qué es exactamente lo que le espera Bitcoin esta semana?
criptopolitano
Suscríbete a CryptoPolitan