Cargando...

Estados Unidos tiene un problema de deuda y eso lo va a matar

En esta publicación:

  • Se prevé que la deuda federal de Estados Unidos se disparará del 97% del PIB al 116% en 2034, alcanzando potencialmente niveles aún más altos.
  • Las proyecciones actuales pueden ser demasiado optimistas, al no tener en cuenta las tasas de interés del mundo real y la probabilidad de mantener los recortes de impuestos, lo que podría elevar la relación deuda/PIB al 123%.
  • Las simulaciones de Bloomberg Economics muestran un 88% de posibilidades de que la trayectoria de la deuda estadounidense sea insostenible, lo que indica una gran inestabilidad financiera en el futuro.

Estados Unidos está al borde de un precipicio financiero y la música está a punto de parar. Imagínese esto: una báscula gigante donde, por un lado, tenemos la economía estadounidense , repleta de vida, sueños y hamburguesas. Por el otro, un colosal montón de deuda que está a punto de inclinar la balanza. La Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO) hizo sonar las alarmas, revelando un escenario en el que la deuda del gobierno federal de Estados Unidos se dispara desde el 97% del PIB el año pasado hasta un asombroso 116% en 2034. Piensen en eso. Es una cifra que eclipsa los niveles de deuda durante la Segunda Guerra Mundial y, francamente, la vista desde aquí no es agradable.

El pronóstico no es soleado

Sumérgete un poco más y las cosas se vuelven más sombrías.

El pronóstico de la CBO, optimista en el fondo, no tiene en cuenta algunas duras realidades. Los expertos del mercado, ajustando las tasas de interés del mundo real, prevén que la relación deuda/PIB aumentará al 123% en 2034. Si se mantienen los recortes de impuestos de Trump en la mezcla, la carga fiscal se vuelve aún más desalentadora.

Es un juego de simulaciones, en el que Bloomberg Economics ejecuta un millón de ellas para medir la fragilidad del futuro fiscal de Estados Unidos. ¿El veredicto? En el 88% de estos escenarios, Estados Unidos está en un tren expreso hacia niveles de deuda insostenibles, lo que hace sonar las alarmas en todos los ámbitos. A pesar de esto, la administración Biden ondea la bandera de la sostenibilidad fiscal, depositando esperanzas en aumentos de impuestos para las corporaciones y los ricos. Sin embargo, con un Congreso dividido por la mitad, encontrar puntos en común es como enhebrar una aguja en la oscuridad.

Los republicanos buscan recortes drásticos del gasto, mientras que los demócratas defienden la importancia de mantener el gasto, centrándose en cambio en las tasas de interés y los ingresos fiscales. Es un enfrentamiento sin salida fácil, y el espectro de una crisis acecha, potencialmente provocando una tormenta en el mercado de bonos del Tesoro o desencadenando pánico sobre el futuro de Medicare o la Seguridad Social.

¿Recuerdas el sabor del caos del verano pasado? Una rebaja de Fitch Ratings y un aumento en la emisión de deuda del Tesoro a largo plazo provocaron ripple en el mercado, mostrando cuán rápido puede decaer la confianza. Estados Unidos podría esquivar la bala gracias al dominio del dólar, pero la complacencia es un lujo que no podemos permitirnos.

Variables variables y una división partidista

Los supuestos de la CBO sobre variables clave como el crecimiento del PIB y la inflación pueden parecer razonables a primera vista, pero el optimismo nubla sus pronósticos. La expectativa de que el gasto discrecional simplemente seguirá el ritmo de la inflación en lugar del crecimiento del PIB pinta un panorama poco realista, especialmente con las necesidades de defensa en aumento en medio de la inestabilidad global.

El mercado, escéptico ante las benignas perspectivas de tasas de interés de la CBO, señala mayores costos de endeudamiento en el horizonte. Este escepticismo no carece de fundamento, ya que los ajustes por las expectativas del mercado apuntan a un nivel de deuda que alcanzará el 123% del PIB para 2034. Tal carga impactaría significativamente a Estados Unidos, y los costos del servicio de la deuda podrían superar áreas presupuestarias importantes como la defensa nacional y la seguridad social.

Voces destacadas de todo el espectro político y financiero han expresado su preocupación por este camino insostenible. Desde el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, hasta el exsecretario del Tesoro, Robert Rubin, el mensaje es claro: ahora es el momento de actuar. Sin embargo, el trago amargo de la política bipartidista hace difícil lograr un enfoque cohesivo para abordar esta cuestión.

El enfrentamiento sobre el techo de la deuda del verano pasado es un ejemplo de ello, que llevó a Estados Unidos al borde de la cesación de pagos. Con la cuestión del techo de la deuda pospuesta hasta 2025, se avecina otro enfrentamiento que amenaza con reavivar las tensiones. En medio de estos desafíos, la estabilidad fiscal de Estados Unidos está en juego, con posibles repercusiones globales si disminuye la confianza en el dólar y en los títulos del Tesoro estadounidense.

Descargo de responsabilidad:  la información proporcionada no es un consejo comercial. Cryptopolitan.com no asume ninguna responsabilidad por las inversiones realizadas en función de la información proporcionada en esta página. Recomendamos tron dent y/o la consulta con un profesional calificado antes de tomar cualquier decisión de inversión .

Compartir enlace:

Cargando los artículos más leídos...

Manténgase al tanto de las noticias sobre criptomonedas y reciba actualizaciones diarias en su bandeja de entrada

Noticias relacionadas

El presidente de la SEC, Gensler, revela cuándo se aprobarán los ETF Ethereum
criptopolitano
Suscríbete a CryptoPolitan